¿PorquéRusiainvadeUcrania?

Desde la descomposición de la URSS, Rusia cultivaba contínuamente un significativo resentimiento hacia Ucrania independiente, la continúan considerando una parte esencial de la «Madre Rusia». Por tanto considera vital la conquista de Ucrania para la restauración de la tal llamada «Rusia histórica».

El presidente ruso Vladimir Putin echó enormes esfuerzos para difundir una falsa, artificial idea de «una única nación». Putin desea hambrientamente recomponer lo que fue en su momento la URSS. Cuya disolución siempre ha llamado «la catástrofe geopolítica más grande del siglo veinte». Su objetivo final es «corregir los equivocados y malvados» según su consideración, los que culpa de la derrota en la Guerra Fría y de la disolución de la URSS hace ya treinta años. Como consecuencia, él desea recomponer todo el sistema de seguridad del continente europeo, que debe realizarse a una gran costa del Occidente. Todos los artículos de Putin sobre el tema se han hecho lectura obligatoria para los militares rusos.

Habiéndose independizado en 1991, Ucrania escogió determinadamente un camino opuesto, la vía del desarrollo democrático, reformas e integración en la Comunidad Europea. Al contrario, el Kremlin escogió el camino del conservadurismo y la insostenible restauración del imperio perdido.

Día de la votación de la Declaración de Independencia de Ucrania el 24 de agosto de 1991
Foto: Ukrinform.ua

Desde el colapso de la URSS, el paso de cambios varió en las distintas repúblicas postsoviéticas. Algunos, como Belarús han optado por frenar y agarrarse al legado soviético. Otros, como los países bálticos, han ido lo más lejos y lo más rápido posible. Los países que en el pasado componían el Pacto de Varsovia emprendieron pasos para integrarse en la OTAN y la UE desde el comienzo de los 90-s y culminaron el proceso en el 2004, justo antes de que el imperialismo ruso comenzará a resurgir. Por desgracia Ucrania y Georgia no completaron ese camino por entonces. Ambos quedaron fuera de la comunidad Norte-Atlántica y ambos fueron víctimas de la agresión rusa, lo que les costó vidas y territorios. 

Parece que los valores innatos del pueblo ucraniano: la libertad, la democracia, el librepensamiento y otros valores europeos, a Putin le suenan como maldición. No los puede ni comprender, ni tolerar. Él busca destruirlos.

Como resultado vemos una agresión y violación de las normas básicas del derecho internacional. Resulta que es el único argumento que Kremlin ofrece para animar a los estados independientes a unirse a la órbita del «Mundo Ruso», su proyecto neo-imperial.

Los intentos de Putin de representar falsamente a Rusia como la «víctima que se defiende de la agresión del Occidente», o de hablar sobre los «radicales nazis que exterminan los ciudadanos rusoparlantes» son sinsentidos que tratan de justificar y blanquear las propias ambiciones imperialistas de Putin.

Definitivamente, el país que reprime cualquier muestra de libertad no podrá ni convivir, ni existir al lado del otro, cuya esencia es la libertad.

DESCUBRE
heroic and dramatic pages of Ukrainian thousand-year-old history from the very beginning Lee ahora