QuéestásucediendoconlasCentralesNuclearesUcranianas,1raParte:InformaciónGeneralyActualizaciónenChernobyl

01/04/2022

Ucrania opera 4 plantas nucleares con un total de 15 reactores. Se ranquea como el país número 8 en el mundo en términos de energía nuclear, de acuerdo a la Agencia Internacional de la Energía Atómica. “Energoatom” es la compañía estatal que maneja todas las estaciones de energía nuclear en Ucrania.

Desde la invasión de Ucrania por la Federación Rusa en el año 2022, 8 de los 15 reactores han permanecido en servicio, incluyendo 2 en la Central de Energía Nuclear (CEN) en Zaporizhzhya, 3 en Rivne, 1 en Khmelnytskyi, y 2 en Yuzhnoukrainsk.

Los agresores rusos actualmente ocupan dos plantas nucleares: Chernobyl CEN y Zaporizhzhya CEN (la planta más grande de Europa). Ambas permanecen bajo el control operacional de Ucrania, y los niveles de radiación en todas las CEN se encuentran en rangos normales. Radiación, fuego y las condiciones ambientales en los sitios industriales de las Centrales de Energía Nuclear y los territorios adyacentes no han cambiado y se encuentran dentro de los estándares actuales.

Sin embargo, todos los empleados de estas estaciones se encuentran bajo una intensa presión psicológica por parte de los ocupantes rusos, con las fuerzas armadas rusas interrogando a todo el personal a su llegada. Su condición estilo “detención” es esencialmente equivalente al trabajo forzado. Esto da como resultado la mala nutrición del personal, la falta de una rotación adecuada de turnos, problemas de salud emergentes, falta de calefacción y ropa limpia, todo lo cual es primordial para los trabajadores en sitios radiactivos.

Con este acto masivo de terrorismo nuclear, Rusia está violando múltiples acuerdos internacionales relacionados con la utilización de la energía nuclear, tres resoluciones de la ONU y todos los siete pilares de la OIEA de seguridad y protección nuclear.

Al dirigirse al Parlamento de Japón, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, declaró:

«En la guerra contra Ucrania, Rusia está utilizando plantas de energía nuclear como instalaciones militares, y llevará años investigar el daño por radiación causado por las tropas rusas no solo a Ucrania sino al mundo entero».

Hizo hincapié en que Rusia había convertido la Central Nuclear de Chernobyl en un escenario de guerra, utilizando la zona de exclusión de 30 kilómetros para preparar nuevos ataques contra las fuerzas de defensa ucranianas.

Chernobyl CEN: la situación actual

Las autoridades soviéticas en Moscú fueron responsables del desastre de Chernobyl que ocurrió el 26 de abril de 1986. Las autoridades rusas ahora están repitiendo la historia. Una historia que se considera la peor catástrofe nuclear del mundo tanto en coste como en víctimas.

Desde el comienzo de la invasión rusa, hasta el 20 de marzo de 2022, el control regulatorio sobre el estado de la seguridad nuclear y radiológica en el sitio de la central nuclear de Chernobyl SSE y en la zona de exclusión y el control de los materiales nucleares en el mismo ha sido imposible. No hubo información sobre la situación en el sitio de la Central Nuclear de Chernobyl, ya que no hubo contacto con el personal ucraniano que permaneció en el sitio durante 25 días seguidos sin rotación. Dada la fatiga psicológica, moral y física del personal ucraniano (así como su pequeño número), el personal no pudo realizar el mantenimiento y la reparación del equipo crucial para la seguridad de las instalaciones, mantenimiento adecuado en el sitio de SSE Chernobyl. Esto redujo la confiabilidad y aumentó la posibilidad de fallas en los equipos, emergencias y accidentes.

“Sé lo que es una catástrofe nuclear: mi conocimiento no proviene de libros de texto ni de artículos de periódicos ni de declaraciones de políticos. Sé exactamente lo que es esto para niños y adultos, para familiares y amigos, para los que están cerca del epicentro y para los que están a miles de kilómetros. Sé cómo el átomo pacífico mata a los amigos. Sé qué fuerzas y cuántas vidas se necesitan para luchar contra el átomo pacífico que está fuera de control. Los tanques que bombardean plantas de energía nuclear son lo más bajo de lo bajo [formas de agresión y guerra] y una vez más revelan la actitud inmoral y bárbara [de Rusia] hacia la humanidad en su conjunto y cada vida humana por separado”.

Hasta la fecha, la Agencia Estatal de Ucrania sobre la Gestión de Zonas de Exclusión, en condiciones de capacidad limitada, registra cuidadosamente los crímenes del ejército ruso. Han registrado una lista de bienes destruidos/robados por los invasores rusos.

A partir del 16 de marzo de 2022, los ocupantes están saqueando en masa toda la maquinaria disponible, incluida maquinaria especializada, objetos de valor, equipos de oficinas y bienes móviles, tales como automóviles recién reparados o comprados y herramientas forestales pesadas. Los bienes saqueados de la central nuclear e infraestructuras cercanas son llevados al territorio de Bielorrusia, y ya hay constancia fotográfica de un coche perteneciente a SSE Pushcha Norte (Ucrania) cerca de Gomel en una columna de vehículos rusos. Hay intrusiones comprobables en garajes, dormitorios y casas, con robo de propiedad tanto oficial como privada.

El 22 de marzo de 2022, los ocupantes rusos saquearon y destruyeron el más nuevo Laboratorio Analítico Central en Chernobyl, valorado en 6 millones de euros. Este era un complejo único con poderosas capacidades analíticas que podía brindar servicios en cualquier etapa de la gestión de desechos radiactivos, desde el aire acondicionado hasta la eliminación, así como la investigación y el desarrollo tecnológico. Las muestras altamente radiactivas se almacenaban en el laboratorio. Hoy están en manos del enemigo; uno solo puede esperar que los ocupantes se dañen únicamente a sí mismos y no a todo el mundo civilizado.

El saqueo perpetrado por los rusos fue a escala masiva. Por añadidura, no existe un control dosimétrico, por lo que pronto pueden aparecer objetos contaminados radiactivamente en el territorio de Bielorrusia, Rusia y otros países, lo que pondrá en peligro a todos los que estén cerca.

También es importante recordar que las tierras alrededor de la central nuclear de Chernobyl son parte de la Reserva de Biosfera Ecológica y de Radiación de Chernobyl, establecida por Ucrania para proteger la vida silvestre local. El 70% de la zona de exclusión de Chernobyl es una reserva única con vida silvestre y una diversidad de animales y plantas raras. Actualmente está siendo amenazado y destruido por las tropas rusas y los incendios que están provocando. Más de 300 especies de vertebrados viven dentro de la Reserva. 75 de estas especies están incluidas en la Lista Roja de Ucrania y 14 en la Lista Roja de la UICN (especies en peligro de extinción). La vida silvestre de la región está sufriendo mucho por la violencia y las acciones irreflexivas de los ocupantes rusos.

Actualización:

El 31 de marzo a las 20:00 hrs, los rusos abandonaron el territorio de la central nuclear, llevando consigo a los miembros de la Guardia Nacional de Ucrania, que habían estado cautivos desde la captura de Chernobyl. Todo el equipamiento tecnológico de la Central Nuclear de Chernobyl está en funcionamiento, en particular el sistema de control y seguimiento de indicadores de radiación.

El director de Chernobyl, Valerii Seida, dijo que los rusos se habían llevado 5 de los 15 contenedores con equipos de reparación y repuestos necesarios para la estación.