Yulia cruzó la frontera con Polonia a pie, y luego recorrió la carretera de Kyiv a Irpín para recoger a su hijo

El primer día de la guerra, Yulia volaba de vuelta de México. Como su vuelo a Zhuliany fue cancelado, aterrizó en Varsovia y decidió por cualquier medio posible recoger a su hijo Misha, de 12 años, en una escuela de Irpín, cerca de Kyiv.

Tras cruzar la frontera polaca, vestida sólo con una chaqueta ligera, Yulia apenas encontró un conductor, ya que todos se negaban a ir a Ucrania. Llegó a Kyiv en 7 horas. Desde la capital, caminó hasta Irpín, que estaba siendo bombardeada por los ocupantes. Tras cruzar un puente que había estado bombardeado, Yulia se reunió por fin con su hijo.

Esperamos que la familia esté en seguridad ahora.