Vitaliia, una entrenadora de Sumy, convirtió su gimnasio en un refugio antiaéreo y comenzó a realizar entrenamientos al aire libre para todos

Antes de la guerra, Vitaliia Alisimenko se preparaba activamente para el campeonato de levantamiento de pesas de Ucrania y realizaba entrenamientos en el gimnasio. Sigue entrenando pero al aire libre porque el gimnasio se ha convertido en un refugio antibombas.

Todos los residentes de Sumy quien lo deseen pueden inscribirse para un entrenamiento gratuito. “No tengo una fuente de ingresos en este momento, pero creo que este es mi frente ahora. Esto es algo que puedo hacer para la gente; mi contribución a nuestra lucha”, dice Vitaliia a los periodistas y vuelve a los atletas para ayudarles a entrenar y mantenerse en forma.