Un niño de 15 años llevó a su madre herida durante 3 kilómetros para ayudarla a evacuarse de Severodonetsk

Marichka, una niña, vivía con su familia en la ciudad de Severodonetsk en la región de Lugansk. Un día, la madre de la niña y dos adolescentes fueron atacados. La mujer no llegó al sótano a tiempo y varios fragmentos de mina perforaron su pierna. Estaba tumbada en su propia sangre durante horas bajo escombros, vidrios y tierra. Cuando amainó el bombardeo, el hermano mayor de Marichka llevó a su madre al sótano. Cocinó comida en una fogata frente al edificio para alimentar a las personas en el refugio. Cuando llegó el momento de ir al autobús de evacuación, el niño llevó a su madre durante 3 kilómetros.

Marta Levchenko, directora de la Fundación Caritativa “Yo Soy el Futuro de Ucrania”, contó la historia de la familia. Según ella, Marichka y su familia se han ido a Italia. Allí, los médicos prometieron salvar la pierna infectada de su madre. Amigos italianos han ayudado a la familia, que a pesar de todas sus experiencias, quiere volver a casa.