Un maestro da clases desde un sótano en medio de bombardeos en Kharkiv

Mykhailo Sporadets enseña en la Universidad Nacional Vasyl Karazin Kharkiv. Ni la guerra ni los destructivos ataques aéreos de las tropas rusas sobre la ciudad le impidieron dar clases este semestre. La universidad cambió al aprendizaje remoto, por lo que Mykhailo se reúne con los estudiantes en línea desde el sótano, el lugar más seguro en este momento.

El hombre convirtió el refugio antibombas en un lugar de trabajo y se abasteció de ropa de abrigo. También llevó herramientas por si el sótano está bajo los escombros y necesita salir. El maestro va inmediatamente al sótano cuando hay una alerta de ataque aéreo porque los jets rusos ya han atacado algunos lugares cercanos: la fábrica Taras Shevchenko, una escuela militar de tanques, el barrio de Kholodna Hora.

Mykhailo dice: “Un profesor universitario, especialmente si es un profesor asociado o un profesor, tiene que verse bien. Pero enseño “Literatura ucraniana posmoderna”, así que pensé que también podía parecer posmoderna. Preparándose para conferencias y clases prácticas, revisando los trabajos de los estudiantes, todo sirve como una distracción. Cada uno tiene que hacer lo que pueda”.