Un estudiante de quinto grado Maksym se escapó de su madre para inscribirse como voluntario en las Fuerzas de Defensa Territorial en Boryspil

Desde las 8 de la noche del martes hasta la mañana del jueves duraba el toque de queda en la región de Kiev. Pero eso no le impidió a un niño de 11 años llegar solo a pie a las Fuerzas de Defensa Territorial de Boryspil. Como dijo Maksym, quería unirse a los voluntarios. Los militares encontraron a su madre preocupada rápidamente y le pidieron que no castigara al pequeño héroe.