Roman Kalgin renunció a su trabajo de TI y ahora está ayudando a las personas desplazadas temporalmente a llegar a la frontera

Roman usa su coche para transportar refugiados temporales desde Lviv hasta la frontera polaca de forma gratuita. Dejó su trabajo en TI, donde trabajó hasta la invasión rusa a gran escala.

“Me pidieron que recogiera a una mujer en la estación de tren. Vine y vi lo que estaba pasando, las palabras no pueden describir lo horrible que era allí. Nunca había visto algo así en mi vida. La gente estaba sentada con niños, durmiendo en el suelo por segundo día consecutivo. No podía quedarme quieto y decidí llevar a la gente en mi auto y conducir hasta la frontera más cercana”.

Solo Roman ya ha evacuado a unas 80 personas.