Oleh, especialista en rehabilitación pediátrica y odesita (habitante de Odesa) de cuarta generación, se unió a las fuerzas militares voluntarias para defender su ciudad natal

Oleh conoce su Odesa natal o la perla del mar, como se la llama ampliamente, como la palma de su mano. No necesita un mapa para encontrar un monumento o un lugar con la mejor comida local. Ha dedicado su vida a la rehabilitación de niños. Les ha ayudado a volver a la vida normal con actividades físicas y paseos a caballo.

Cuando los primeros misiles rusos impactaron en las pacíficas ciudades ucranianas, Oleh dejó su trabajo y se convirtió en combatiente voluntario de la brigada mecanizada 28 de los Caballeros de la Campaña de Invierno.

Odesa es su hogar y el hogar de sus antepasados. Con un arma en sus manos, está listo para arrasar a los ocupantes rusos que quieren arrebatarle su ciudad.