Matvii, de 12 años, de la región de Vinnytsia, ayudó a hacer redes de camuflaje en su cumpleaños

Y se unió a la defensa territorial de Kyiv.

No es tan fácil unirse a la defensa de Kyiv. Tienes que esperar en la cola durante casi todo el día. La gente está esperando en la calle, no huyen para esconderse durante un ataque aéreo. Las últimas personas dispuestas a unirse a la defensa son admitidas a altas horas de la noche. Todos están listos para luchar por todos los medios hasta el final.

«No quiero huir de Kyiv, Kyiv es mi hogar», dice.