Vanda, de 91 años, murió en su sótano en Mariupol. Una vez había sobrevivido a la ocupación alemana de la misma manera en el sótano

Vanda Obyedkova tenía 10 años cuando las tropas alemanas entraron en Mariupol en octubre de 1941. En ese momento, la madre de Vanda fue arrestada y fusilada junto con miles de otros judíos en los suburbios de la ciudad. La niña se escondió en el sótano y no salió de la ciudad durante 2 años. Ahora, 80 años después de esos horribles eventos, se vio obligada a esconderse en el sótano nuevamente.

La madre de Vanda, Mindel (izquierda), fue asesinada, mientras que su padre logró ocultar a Vanda en un hospital durante la ocupación nazi.
Foto: Chabad.org

A Vanda le costaba quedarse en el sótano de su casa por el frío y la falta de agua y comida. En el día 40 de la invasión a gran escala, la mujer murió. Fue enterrada en un parque de Mariupol. Solo después de eso, la familia se armó de valor para abandonar la ciudad. La hija de Vanda compartió su historia. Según ella, Vanda concedió una entrevista para la USC Shoah Foundation en 1998 sobre su vida y su experiencia del Holocausto. Ahora, la cinta con la entrevista y la casa de la familia están destruidas.