Lyubov Pohoniuk, de 91 años, donó un vestido, que cosió durante un exilio de diez años al Gulag, para hacer redes de camuflaje 

En 1944, el hermano y el padre de la Sra. Lyubov fueron asesinados por el ejército soviético. En otoño, junto con su madre y su hermana, fue deportada a Siberia, pero la mujer logró escapar por un corto tiempo. Sin embargo, en 1945 fue arrestada y enviada a los campos de concentración del Gulag durante 10 años. Allí, en 1954, cosió un vestido que conservaba hasta el momento.

Para que los voluntarios pudieran hacer redes de camuflaje, la mujer entregó su vestido con una nota que decía “Enlace de la UPA (Ejército Insurgente Ucraniano) bajo el seudónimo de ‘Sumna’ (‘Triste’)”. Sin embargo, los voluntarios se negaron a aceptar un regalo tan preciado: salvaron el vestido y ya lo han donado al museo.