Los residentes de la ciudad de Slavutych salieron para encontrarse con los ocupantes con símbolos ucranianos. Protestaron a pesar de los disparos y las granadas

Slavutych, la ciudad ucraniana más joven, es ampliamente conocida por haber sido construida para los trabajadores de la central nuclear de Chernobyl y sus familias después del infame desastre de 1986. El 26 de marzo de 2022, los ocupantes rusos entraron en la ciudad con tanques. Asediaron el hospital y secuestraron al alcalde, Yuriy Fomichev.

El ayuntamiento instó a los habitantes a salir y demostrar su posición a los invasores. A pesar de los disparos sobre sus cabezas y las granadas de aturdimiento que los rusos arrojaron a la multitud, los residentes desplegaron una enorme bandera estatal, cantaron el himno y corearon «¡Slavutych es Ucrania!» y «¡Gloria a Ucrania!»