La jubilada Nadiya, de Lutsk, prepara vareniki para los militares. No quiere abandonar Ucrania

En el internado geriátrico de Lutsk, los 140 internos y empleados de la institución preparan vareniki para enviarlos a los militares ucranianos y a las personas que han perdido sus hogares a causa de la guerra. Nadiya los prepara desde una silla de ruedas. Dice que la querían trasladar a Polonia. Sin embargo, decidió quedarse en su tierra natal.

Hicieron 40 baldes de vareniki en 3 días. Los voluntarios están dando los ingredientes.