Ivan Basyuk, especialista en TI de la región de Rivne, regresó de España para defender su patria

Se enteró del comienzo de la guerra en Canarias. El chico soñaba con aprender a manejar un yate y ya había vivido a bordo durante una semana. Junto con sus camaradas regresó al puerto en un barco, luego volaron de Madrid a Budapest. De ahí la gente los llevó a la frontera por la carretera. Dos trenes más a Ucrania, y unos días después, Ivan finalmente llegó a casa.

A la mañana siguiente de su regreso, el joven acudió a la oficina de alistamiento y registro militar, y en pocas horas logró conseguir un uniforme y botas militares. Ahora Iván sueña con convertirse en un operador antitanque, está listo para ir a los lugares más calientes y espera ser llamado a la guerra.