En la región de Kyiv, una familia y voluntarios hornean 300 barras de pan al día para defensores y personas solitarias

La familia Sobko vive en el pueblo Vytachiv, región de Obukhiv, oblast de Kyiv. A finales de la primavera, planearon iniciar un negocio familiar: una panadería. Querían combinar tecnologías antiguas y modernas: una estufa de leña con agua caliente y pan de masa madre horneado en el fondo del horno. La invasión de Rusia obligó a que el trabajo se comenzará antes.

Los voluntarios de Kyiv ayudaron a compensar la escasez de equipamiento que era difícil de comprar debido a la guerra: junto con la familia, amasan la masa a mano y hornean pan artesanal sin levadura.

Dado que amasar pan es un trabajo duro, hasta ahora solo se está utilizando uno de los dos hornos. En él hornean panaderos para la defensa territorial, militares, hospitales, ancianos solitarios. En total, puede hornear hasta 300 hogazas de pan «vivo» todos los días.

“Nuestro primer pan lo amasaba a mano mi madre, tal como lo hacía mi abuela. Mientras amasaba, oraba a Dios para fortalecer a nuestros muchachos, porque están haciendo un gran trabajo”, dice el ama de casa Iryna. Ella y sus familiares están convencidos de que en tiempos tan difíciles de guerra, nuestro país es poderoso, fuerte y unido, y juntos venceremos definitivamente.

Foto: Borys Korpusenko