En Kharkiv, los residentes de un edificio de apartamentos se unieron para ser voluntarios

Hasta el 24 de febrero, los residentes de un edificio de apartamentos en Kharkiv en su mayoría solo se saludaban. Tuvieron la «suerte» de encontrarse y unirse en el sótano donde se escondían de los bombardeos y en los pasillos. Ahora cada vecino que queda en la ciudad está ayudando a otros residentes de la ciudad a través de un esfuerzo conjunto.

La farmacéutica y cosmetóloga Anya Verba está a cargo de proporcionar medicamentos, y Rostyslav, director de una escuela de música, organiza el almacenamiento de los mismos. La corista Olena es responsable de los productos químicos domésticos, mientras que su esposo e ingeniero Bohdan trabaja en logística y comunicación con los conductores. Sasha, ex trabajadora del almacén, clasifica todos los productos mientras Yura y Oleh ayudan a descargar la comida de Lyosha. Mientras tanto, Anya Kalyna, una trabajadora informática, prepara comida en casa para sus compañeros voluntarios.

Foto del archivo personal

Además de procesar consultas de civiles sobre alimentos, productos químicos para el hogar, medicinas, ropa y alimentos para animales, el equipo de Kharkiv también está ayudando a sus vecinos en la defensa territorial. Queda suficiente energía incluso para apoyar a los compatriotas en la policía y las Fuerzas Armadas de Ucrania. Los voluntarios encuentran y les traen el equipo y la maquinaria necesarios.