En caso de que muera, Sasha, residente de Kyiv, escribió la información de contacto en la espalda de su hija

En los primeros días de la invasión rusa a gran escala, la madre de Vira Makoviy temía perder a su hija o morir ella misma. Antes de salir de su casa, la mujer de 33 años escribió el nombre y apellido de su hija, la fecha de nacimiento y los números de teléfono de sus padres en la espalda de la niña.

Según Sasha, esperaba que incluso si ella muere y a Vira no le quedan parientes vivos, la niña podrá encontrar el perfil de su madre en las redes sociales. De esta manera, podía ver cómo eran sus padres. Pero afortunadamente, la madre y su hija lograron salir a salvo. Ahora han sido refugiados en Francia.