El director de cine Oleg Sentsov se unió a las filas de las fuerzas de defensa del territorio

Oleg Sentsov había sido encarcelado ilegalmente por Rusia desde 2014. Le fue fabricado un caso en su contra debido a su activismo en la ocupada ciudad de Crimea. Dado que era el prisionero político ucraniano más famoso, Sentsov encarnaba la lucha humana contra el sistema.

Tras ser liberado en 2019 en un intercambio de prisioneros, el director retomó su trabajo en su segundo largometraje, el drama criminal «Rhino», acera del inframundo criminal de los años 90. Una semana antes de la invasión a gran escala, la película se estrenó en los cines ucranianos. Desde el primer día en que inició la guerra, Oleg se unió a las fuerzas de defensa territorial para defender Kiev. Mientras tanto, los espectadores de Alemania, Francia e Italia, podrán pronto ver «Rhino» en la pantalla grande.