Dos adolescentes entrenan para lanzar cócteles molotov y defender el refugio local

En esta foto, dos adolescentes, dos Igors. Tienen 15 y 16 años y viven en Zhytomyr, una ciudad bajo el fuego de los ocupantes rusos.

Desde el comienzo de la guerra a gran escala, los niños han estado de servicio en uno de los refugios locales todos los días. Limpian allí, preparan té para la gente y mantienen el orden. Están listos para defender su tierra. Para hacer esto, se entrenan para lanzar con precisión cócteles molotov a los tanques enemigos.