Claudia está tratando de llegar desde el extranjero con sus hijas y su madre en las afueras de Mariupol ocupada

Durante una llamada telefónica con su hija, la mujer se dio cuenta de que su familia necesitaba irse. Antes, le habían asegurado que un ataque ruso era solo una palabrería.

Mientras los residentes intentan evacuarse de la ciudad y sus alrededores ocupados por los rusos, Claudia está tratando de llegar dónde sus hijas de siete y nueve años, así como su madre con discapacidad. Perdió el contacto con sus seres queridos hace 6 días; la mujer está lista para partir sabiendo que está arriesgando su vida.