a la Noticias & Historias
En tiempos de guerra Opiniones

La guerra en Ucrania a través de las artes visuales: cuando una imagen vale más que mil palabras

El arte siempre ha sido una forma de expresar los sentimientos, reflexionar sobre acontecimientos sin precedentes y comunicar mensajes importantes. En medio de la guerra a gran escala de Rusia en Ucrania, el arte visual se convirtió en una poderosa herramienta que ayuda a los ucranianos a compartir sus emociones e historias. Tanto para unir a la gente como para llegar a los corazones de todo el mundo. Al fin y al cabo, una imagen puede valer más que mil palabras.

En este artículo reunimos ilustraciones, murales, pinturas de niños en las paredes de los refugios antiaéreos, e incluso un vídeo, creado por ucranianos en plena guerra. Y a pesar de todo.

Una serie de ilustraciones titulada «Te echo de menos», de una niña ucraniana de 15 años, Khrystyna Danko.

Las ilustraciones muestran a una familia -una madre, una esposa y una hija- que se enfrenta a la pérdida de su hijo, marido y padre, un soldado ucraniano muerto en la guerra. La serie humaniza increíblemente las estadísticas y el número de bajas mostrando que cada militar es, ante todo, un ser humano corriente que puede tener una familia esperándole en casa.

En las ilustraciones, los miembros de la familia del soldado caído mantienen cerca su uniforme, tratando de encontrar consuelo en él. Hay sangre en el escudo de la bandera ucraniana, que simboliza el precio que pagan los ucranianos por su libertad e independencia.

El hecho de que unas ilustraciones tan profundas y trágicas fueran creadas por un adolescente dice mucho. Los niños ucranianos se vieron obligados a crecer muy deprisa.

Paredes pintadas de los refugios antiaéreos como otro ejemplo de la expresión creativa de los niños en medio de la guerra.

Al principio, muchos refugios antiaéreos de Ucrania eran bastante aburridos, con paredes grises y lisas. Desde hace 9 meses, los niños ucranianos se ven obligados a pasar horas allí, esperando a que termine la alerta de ataque aéreo. Y sin duda, empezaron a alegrar esos espacios en hospitales, escuelas y guarderías. Las pinturas infantiles suelen ser de colores azules y amarillos, los niños de los refugios antiaéreos suelen bailar y cantar juntos, mostrando el verdadero espíritu ucraniano.

Vídeo musical de «Stefania», de la orquesta Kalush, ganadora de Eurovisión

El vídeo musical, dirigido por Maksym Ksonda, muestra a mujeres ucranianas en guerra: voluntarias, intentando salvar a sus hijos, luchando en el frente y mucho más. Entre ellas, vemos a una joven con uniforme militar que lleva a su hija al cura, la suelta y llora. La niña probablemente murió en el bombardeo.

Más tarde vemos que la madre de la niña acudió de nuevo al sacerdote y se reunió con su hija. Para entender todo el simbolismo, recomendamos ver el vídeo varias veces.

El vídeo se rodó en Irpin, Bucha, Hostomel y Borodianka, ciudades cercanas a Kiev que sobrevivieron a la ocupación rusa. Todos los edificios o coches destruidos y quemados no son decorados ni atrezo: son todos reales.

Ilustraciones especiales de la artista ucraniana Olha Wilson.

Quienes perdieron a un familiar, un amigo o una mascota durante la guerra escriben a Olga pidiéndole que dibuje una ilustración en su memoria. La artista crea retratos de víctimas de la guerra de forma gratuita y, con permiso, los comparte junto con la historia.

Ilustración de Olha Wilson

Olga recibe a menudo peticiones para dibujar mascotas que los soldados rusos mataron a propósito. He aquí un mensaje concreto que recibió:

«Hola. Soy de Mariupol (ciudad destruida casi en su totalidad por las fuerzas rusas). Por favor, dibuja a mi perro Amur. Perdió el oído debido a los constantes bombardeos de marzo, y en abril los soldados rusos lo mataron a tiros. No sólo se llevaron mi ciudad natal, sino también a mi mejor amigo».

Lamentablemente, tanto las mascotas como sus dueños se convierten en víctimas inocentes de la agresión rusa. Tras uno de los ataques a Dnipro, toda una familia murió por el impacto de un cohete ruso en su casa. Sólo sobrevivió un perro llamado Krym (Crimea en ucraniano): lo encontraron sentado sobre las ruinas, ciego y sordo por el impacto del proyectil. El perro lloraba.

Ilustración de Olha Wilson

Le llamaron Krym (Crimea) por una razón. La familia lo adoptó hace 9 años siendo un cachorrito, cuando abandonaron la península temporalmente ocupada, y bautizó al perro con el nombre de Crimea, su hogar. Esta historia conmovió a millones de personas en todo el mundo y quedó reflejada en una de las obras de Olga. Por desgracia, un par de semanas después del rescate, Krym murió en un refugio.

Los defensores ucranianos de los derechos de los animales y los ecologistas siguen luchando para salvar a animales inocentes y piden que se reconozcan las acciones rusas como ecocidio.

Ilustraciones de Oleksandr Grekhov que empujan para un cambio

Hay muchos miembros de la comunidad LGBTQA+ en el ejército ucraniano y defienden sus derechos a casarse con su pareja, a que se les permita entrar en una unidad de cuidados intensivos como un miembro más de la familia, a tener la custodia de los hijos, etc. La petición al presidente para que legalice los matrimonios entre personas del mismo sexo en Ucrania fue firmada por más de 25 000 personas.

Ilustración de Oleksandr Grekhov

Para promover la petición, el ilustrador ucraniano Oleksandr Grekhov creó una ilustración que representa a una pareja del mismo sexo, en la que uno de los miembros es un soldado. El texto de la ilustración dice: «Se aman, pero no tienen derechos si le pasa algo a uno de los miembros de la pareja».

Oleksandr Grekhov también crea regularmente ilustraciones que, de forma visual e inventiva, reflexionan sobre las noticias y la compleja realidad ucraniana en general.

Las «fuerzas culturales» devuelven la vida a los territorios desocupados

Artistas ucranianos se reúnen en equipo para levantar la moral de los habitantes de los asentamientos recientemente liberados. En concreto, tocan instrumentos musicales y crean obras de arte en espacios públicos de las ciudades y pueblos. Los artistas comparten sus obras junto con las historias de los valientes e inquebrantables ucranianos que conocen en las redes sociales.

La historia de esta obra de arte en concreto es muy especial. En la recién liberada aldea de Malynivka, en la región de Járkov, los artistas querían pintar el símbolo de un pueblo, pero les costaba encontrar ideas. De repente, oyeron el sonido de un acordeón.

Era la tía Olia tocando. Los vecinos dijeron a los militares que ella es el verdadero símbolo del pueblo. Olia ha sido directora de la Casa de Cultura local durante más de 40 años y ha organizado actos culturales para los lugareños. Durante la ocupación, no dudaba en tocar melodías ucranianas con su acordeón en el centro del pueblo, siempre que podía. Los militares decidieron inmediatamente dibujar un gato con acordeón, que se parece mucho a la propia tía Olia.

Varvara Lohvyn, artista de Kyiv, convierte obstáculos antitanque en piezas de аrte

Hoy en día, en Kyiv y otras ciudades ucranianas pueden verse a cada paso obstáculos antitanque que se asemejan a erizos. Construcciones de metal negro, que te hacen sentir algo asustado e incómodo. Pero, ¿debería ser así? Los artistas ucranianos convierten esos obstáculos antitanque en obras de arte y les dan un aspecto menos intimidatorio pintándoles brillantes adornos tradicionales ucranianos.

Foto: Ukrainska Pravda
Foto: Ukrainska Pravda

Al mismo tiempo, esas piezas dejan espacio para el debate: aunque muchos ucranianos parecen contentos con la decisión creativa, algunos siguen creyendo que la guerra no debe romantizarse y que los obstáculos antitanque intimidatorios deben seguir siéndolo.


Estos son sólo algunos ejemplos de obras de arte creadas por ucranianos de talento desde la invasión rusa a gran escala. Hoy reflejan la nueva realidad ucraniana y ayudan a compartirla entre ellos y con el mundo. Pero es de esperar que mañana se conviertan en parte del patrimonio mundial que hable a las generaciones futuras sobre la guerra, la pérdida, la esperanza y la libertad.